Dustin Muñoz: un gran clásico contemporáneo

Por Marianne de Tolentino.

Dustin Muñoz es uno de los artistas mejor preparados en la República Dominicana, no solamente por su formación en arte desde la Escuela Nacional de Bellas Artes, sino también su nivel de doctorado universitario en España. Es muy importante, porque significa que posee una vasta cultura, a la vez hispánica, latinoamericana, caribeña, universal, y esto le permite una mayor expresión pictórica, con modelos de la gran Historia del Arte. Luego, refiriéndose a su propia obra, le hemos escuchado en conferencias, en paneles, en ponencias, y también hemos leído sus escritos. Creemos que, aunque no sea imprescindible, un artista con esa extensa y alta preparación, tiene una “obra abierta”.

Impresiona el dominio del realismo en la pintura de Dustin Muñoz, un dominio que nos remite a los maestros clásicos. Si él quisiera, y lo ha hecho, él pintaría una obra de factura tan perfecta que podría ubicarse en tiempos seculares…. Hay muy pocos artistas hoy con ese privilegio, lo cual además no impide la actualidad. Los patrones estéticos de Dustin Muñoz cruzan las fronteras de la perfección pictórica, pero mantienen o más bien buscan transmitir una propiedad emocional. Ello no abarca solamente la forma, el cromatismo, la textura, el espacio, la composición, o sea componentes objetivos, sino una seducción que brota de la sensibilidad. La mente y el corazón se dan la mano… y la dirigen.

 La superficialidad y la pura decoración no caben. Por temperamento, Dustin Muñoz piensa y medita: su motivación se identifica con la profesión de fe, tratándose de una causa patriótica, de una fuente religiosa, de una vertiente humanista, social e intelectual. Si las Hermanas Mirabal y la Virgen de las Mercedes le inspiran, es por una vertiente trascendental que sobrepasa la interpretación externa. Junto a la adhesión espiritual, el respeto personal rodea sus modelos, cuyos retratos se convierten en homenaje.

Es un magnífico pintor de la naturaleza –muerta o bodegón- y viva -ambiente o paisaje-. Cuando se apropia de objetos cotidianos o desechados, él los libera, transforma, acumula, con un sentido infalible de la proporción. Estamos en presencia de una iconografía, sutil y rigurosa, inventiva e insólita ciertamente, aunque la íntima convicción creativa de Dustin Muñoz se sitúa en la condición humana, en el ideal de superación, no obstante, el drama cotidiano lo pueda alejar.

La maestría de Dustin Muñoz en el realismo le permite expresarse exitosamente en el surrealismo, pero sin atentar nunca a la armonía y al equilibrio, ni provocar el malestar, ya que siempre apunta a nuestra sensibilidad, visual y emocional. La concepción poética de sus cosmogonías, a veces no identificables, las distribuye y ensambla gracias a una fantasía controlada por la impecable factura. Tampoco, nadie como él ha sabido penetrar en la estética del feísmo, y no olvidamos que el tema de su tesis doctoral en España analizó “La estética de lo feo en las pinturas negras de Goya”.

Su gran obra reciente, a la vez especial, mirada y admirada, felizmente recibió un Premio en la última Bienal, No dárselo hubiera generado una protesta masiva… ya que, en esta categoría, no se presentó ninguna obra equivalente, por el concepto y el mensaje, la calidad de la pintura y el dibujo subyacente, también la sutileza de la luz y la tersura del óleo.

Y la mayor sorpresa fue que, por una especie de premonición, sus personajes llevan máscaras, cuando, realmente, el pintó las tres obras unos dos años antes de que sucediese la desgracia del Covid 19. Pero, aparte de la excelencia del cuadro en sí, esta coincidencia, casi inverosímil, impactó a mucha gente. Son pinturas exquisitas en una gama de pocos colores y múltiples tonalidades, donde el amarillo (pre)domina.

La pintura de Dustin Muñoz pertenece a un realismo fantástico: en literatura lo calificaríamos realismo imaginario o realismo maravilloso. Ahora bien, si disfrutamos esta maestría en la cultura y las artes, apreciamos intensamente la sinceridad y el valor de su amistad.

Tolentino, Marianne, Dustin Muñoz: un gran clásico contemporáneo. Catálogo Terra lux, 24 de marzo del 2022. Santo Domingo, República Dominicana. P. 5-6.

Acceda al catálogo escaneándo el siguiente QR:

Código QR del catálogo virtual de la exhibición pictórica
Terra lux del artista Dustin Muñoz.

Check Also

Dustin Muñoz: el talento de un artista anclado en el drama humano

Por Rafael Nino Feliz. Plasma su visión crítica sobre la realidad social y humana presentes …